Posicionamiento de CODINAN sobre el informe de la OMS acerca del consumo de bebidas calientes

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, siglas en inglés), perteneciente a la Organización Mundial de la Salud, ha incluido las bebidas a más de 65ºC en el grupo 2A de carcinógenos humanos (hay pruebas sobre que el consumo de líquidos a más de 65ºC podría influir en el desarrollo de cáncer de esófago pero no son pruebas concluyentes).

Como Dietistas-Nutricionistas queremos resumir el informe oficial y ofrecer unas conclusiones para la población general.

1. Café.

En 1991 el café fue considerado como posible sustancia carcinogénica humana con un nivel de evidencia muy bajo (Grupo 2B). Desde los años 90, los estudios sobre la influencia del consumo de café en el desarrollo de cáncer se  han seguido llevando a cabo. En la actualidad, cada vez hay menos evidencias sobre que el consumo de café pueda influir en el desarrollo de cáncer, pudiendo actuar como factor protector en algunos tipos de cáncer como de hígado y de endometrio. Uno de los motivos por los que el consumo de café fue considerado posible carcinogénico humano fue porque los estudios que se publicaron antes de 1991 no tuvieron en cuenta otros factores como que el consumo de tabaco estaba muy relacionado al consumo de café y es el tabaco la sustancia que más influye en el desarrollo de cáncer, por ejemplo, en el caso del cáncer de vejiga.

Aunque no hay información sobre los diferentes tipos de café existentes y su relación con el desarrollo de cáncer, se ha observado que no hay diferencias en el riesgo consumiéndose variedades diferentes de café.

Finalmente, el café ha sido considerado como posible sustancia no carcinogénica humana (Grupo 3), con previsión que en un futuro habrán evidencias más concluyentes sobre su no influencia en el desarrollo de cáncer en humanos.

2. Té.

En 1991 el té fue clasificado como posible sustancia no carcinogénica humana (Grupo 3), por lo que no se han revisado de nuevo las evidencias sobre el consumo de té.

3. Mate.

Aunque en España el consumo de infusiones de Mate es poco común cada vez hay más población que lo consume.

En 1991 el Mate fue clasificado como posible carcinogénico humano (Grupo 2A), especialmente relacionado con el desarrollo de cáncer de esófago. Debido a que el nivel de evidencia era poco concluyente, se han analizado las nuevas publicaciones sobre la relación
entre el consumo de Mate y el desarrollo de cáncer de esófago. Se ha observado que lo estudios anteriores a 1991 no tuvieron en cuenta factores dietéticos o de consumo de alcohol y tabaco, sustancias muy relacionadas con el desarrollo de cáncer de esófago. Los estudios recientes, tanto en animales como en humanos, han demostrado que el riesgo de desarrollar cáncer de esófago tiene más relación con la temperatura de la bebida que con el Mate.

4. Temperatura de la bebida.

En España, la mayoría de líquidos calientes se consumen a temperaturas de entre 45-50ºC, si bien, en la mayor parte del mundo todos los líquidos son consumidos a temperaturas inferiores a 65ºC. Sin embargo, en algunos países bebidas como el Mate, el café o el té son consumidas a temperaturas superiores a 65ºC, coincidiendo con los países con mayor prevalencia de cáncer de esófago del mundo.

El cáncer de esófago es el octavo más frecuente en el mundo, si bien España es de los países en los que se presenta con menor prevalencia. Se ha observado, que cuando la temperatura de los líquidos ingeridos superan los 65ºC causan daño en las paredes del tubo digestivo y que, cuanto mayor es la temperatura, más riesgo hay de desarrollar cáncer de esófago.

No obstante, sustancias como el alcohol y el tabaco son factores de riesgo en el desarrollo de este tipo de cáncer.

RECOMENDACIONES

El cáncer tiene una etiología multicausal (genética, ambiental y hábitos de vida, entre otros). Es por ello, que el factor dónde se puede hacer más prevención y qué depende en mayor medida de la elección humana es en la adquisición de unos hábitos de vida más saludables, entre ellos nuestra alimentación.

Se debe intentar consumir los alimentos a temperatura media, aconsejándose un consumo de líquidos inferior a los 65ºC.

Entre escoger café y té, ambos son considerados posibles sustancias no carcinogénicas con el mismo nivel de evidencia (Grupo 3), por lo que puede escoger el que más le guste o le apetezca de los dos.

El consumo de alcohol y tabaco están muy relacionados con el desarrollo de cáncer de esófago por lo que es aconsejable modificar los hábitos de consumo de estas sustancias.

CONCLUSIÓN

El consumo de café, té o Mate no atenta directamente contra nuestra salud, pero sí es aconsejable consumir los líquidos a temperatura media, siempre inferior a los 65ºC (menos de 65ºC es la temperatura habitual de consumo en España y en casi todo el mundo).

 

Puede descargar este informe completo en el siguiente enlace: Informe OMS bebidas calientes.pdf